Nuevo Delito De Abandono Del Lugar Del Accidente

agosto 31, 2021

Actualmente el Código Penal sufrió, una modificación innovadora, a través de la Ley Orgánica 2/2019, el 2 de marzo de 2019, y que entra en vigencia el día  siguiente a su publicación. La novedad que se introduce es la que destaca el crear un delito, denominado como  “delito de abandono del lugar del accidente”.

Este nuevo delito tiene la peculiaridad de ser, completamente autónomo, en lo que tiene que  ver  con los delitos contra la Seguridad vial, el mismo tiene  como finalidad primordial el castigo  a los conductores  que  de forma  voluntaria dejan abandonada la escena  de los hechos después de causar un accidente  de tránsito  donde  hay víctimas.

Anteriormente a la creación de este nuevo delito, en el caso  de que  un conductor no parara, tras incurrir en  un accidente  que  ocasionaba victimas, solo  se le imponía  el delito de Omisión de Socorro. El problema,  radicaba en la experiencia tenía la imputación de este delito, ser requería que  la víctima quedase abandonada, y en peligro ostensible y de gravedad, lo que no se daba en todos los casos, por ejemplo si había muerto, o si existían, en el lugar de lo ocurrido, personas que  le prestaron auxilio  o se presumía  de esa acción.

la nueva ley de abandono del lugar del accidente

Referente a la infracción del deber de solidaridad humana

El delito de  omisión de socorro en la mayoría de los tribunales se encuadra dentro de la infracción del deber de solidaridad humana y es castigado el infractor por su falta de actuación, es decir, por prescindir del deber de auxilio a una persona que está en peligro trascendental.

A diferencia, de la innovación  de este delito de abandono del lugar del accidente es que está se centra netamente en la acción  de conducción de un vehículo, donde no se castiga una negligencia, sino una actuación, que  conlleva a  marcharse del lugar donde ocurre el accidente; y donde no es exigencia ineludible que la víctima quede en situación de abandono.

Este  es un verdadero delito que implica la fuga, se sanciona al causante del incidente, por no permanecer en el lugar  del suceso  tras haber ocurrido el mismo, independientemente si la víctima fue atendida en el momento, o resulto muerta, se estima como un  deber, y no una obligación de auxiliar o socorrer.

El Delito de fuga es de aplicación secundaria en lo  que  respecta al Delito de Omisión de Socorro, es bueno aclarar lo anterior con el fin de evitar un posible encuentro en la aplicación de ambos delitos.

Las decisiones del legislador

Tras la creación de  este  nuevo  delito se han  presentado diferentes  controversias. Lo que realmente motivó esta ley  fue el incremento de los accidentes  en los cuales resultan afectadas las partes más vulnerables,  como lo son los peatones  ciclistas, motociclistas , todo por la  imprudencia de los conductores de vehículos a motor o ciclomotor , esta ley  viene a proporcionar la protección de estos actores frágiles, en el espacio del tráfico, que conjuntamente a los menores de edad personas  de la tercera edad, esta ley  atiende viene en el auxilio de esta demanda social de gran importancia.   

Este delito que solo puede hacer responsable al conductor del vehículo a motor, o ciclomotor, y tiene como requerimiento indispensable que la víctima sufra lesiones muy graves (lesión  que requiera asistencia a urgencias, tratamiento médico o intervención quirúrgica), ya que si las lesiones son leves, o no existen, la fuga del conductor permanecería sin sanción penal.

 En el caso de penalización  que se impone, por el cometido de este nuevo delito, toma  en consideración si el origen del accidente es un caso meramente fortuito, o causado por  la actitud imprudente de quien conduce. En el caso primero  es castigado con una pena de tres a seis meses de cárcel, y la  privación del derecho a conducir, de seis meses a dos años, mientras que si el accidente se produce por la actitud imprudente del conductor, la pena de cárcel aumenta, y pasa de seis meses a cuatro años, y se niega la capacidad de operar vehículos motorizados y ciclomotores de uno a cuatro años.

Cuando el conductor  deja el lugar por presumir, equivocadamente, que no existe ninguna víctima, podrá ser de aplicación la eliminación de propio Código Penal, siempre y cuando se demuestre que se trata de una injusticia imposible de compromiso criminal, que se regula en el vencer, esto quiere decir que según las circunstancias del siniestro, y las circunstancias personales del conductor, no se encuentra manera cualquiera de destruir dicho error.

La insolidaridad con el prójimo

La acción de huida después de causar  muertos o lesionados  de gravedad   pero que no se encuentran  en una situación de  desamparo y por consecuencia presumiblemente peligro inminente  de perder la vida  no se consideraba  como parte del delito. Caso  contrario, con el  este cambio normativo de 2019, si un conductor provoca un accidente y toma la decisión de  marcharse haciendo caso omiso de sus obligaciones, se le puede aplicar  un nuevo tipo delictivo.

Es  cuestión de  asumir  mi responsabilidad ante lo que suceda

 Lamentablemente, el hecho  en el cual el  causante del accidente toma la decisión de desertar  del lugar  dejando a sus espaldas  a es más común  de lo que  creemos.  

 Regularmente las personas que optan por huir de un accidente temen ser identificadas, bien sea por que conducían bajo los efectos bebidas alcohólicas, o por  casos de imprudencia  como  estar  atendiendo el móvil mientras conducían, entre otros motivos. Estamos hablando que  estas personas  en su gran mayoría no son  delincuentes, que tras marcharse piensan que se saldrán con la suya sin que las autoridades logren  identificarlos y en si  no  están consientes de que motivado a esta acción  podrían terminar en la cárcel solo por  el hecho de haber huido. 

Es de extrema importancia ser atendido

El  no prestar auxilio  a una víctima ni el avisar  a los  correspondientes  servicios de emergencia en ningún caso puede tomarse a la ligera y mucho menos  el  huir de la escena es una opción.  Es la regla que todo el que  se ha visto  inmerso en un accidente tiene el deber  de  detenerse de forma segura y no marcharse del  sitio aunque los nervios le ataquen y pueda entrar en pánico. La posibilidad de salvar  una  vida o causar males menores dependerá sin duda de esa actuación, las primeras horas son vitales.

tristemente era un comportamiento común antes de que la ley se aprovara, que los conductores implicados en un accidente se dieran a la fuga

Recuerde para su tranquilidad psicológica y moral el mejor de los casos es asumir  su responsabilidad como conductor, le  aseguro que si tiene alguna penalización esta  será sustantivamente menor a las que usted podría encarar tras darse a la fuga.

Estoy  a su orden un abogado  especialista puede defenderlo ante un caso como  este logrando el menor perjuicio para usted, estoy  para servirle.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Show Buttons
Hide Buttons
error: Content is protected !!